Promoción de Inversiones en Uruguay

El Estado Uruguayo tiene el fin de fomentar la promoción y protección de inversiones realizadas por inversores nacionales y extranjeros en el territorio nacional y como resultado de esto surge la Ley N° 16.906 y el reciente Decreto 143/018.

Como es sabido la búsqueda de beneficios económicos es el principal incentivo a nivel de actividad económica, lo que se busca es que los agentes económicos “activen la economía” y para eso se intenta fomentar la inversión con un régimen de exoneraciones fiscales en donde los agentes privados sean impulsores del crecimiento económico.

El presente artículo intenta explicar de una forma simple en que consiste el régimen de promoción de inversiones y la utilidad en la práctica.

¿Qué inversiones están amparadas por este régimen?

Según el artículo 11 de la Ley 16.906 se tendrán especialmente en cuenta a efectos del otorgamiento de los beneficios, aquellas inversiones que:

A) Incorporen progreso técnico que permita mejorar la competitividad.
B) Faciliten el aumento y la diversificación de las exportaciones, especialmente aquellas que incorporen mayor valor agregado nacional.
C) Generen empleo productivo directa o indirectamente.
D) Faciliten la integración productiva, incorporando valor agregado nacional en los distintos eslabones de la cadena productiva.
E) Fomenten las actividades de las micro, las pequeñas y las medianas empresas, por su capacidad efectiva de innovación tecnológica y de generación de empleo productivo.
F) Contribuyan a la descentralización geográfica y se orienten a actividades industriales, agroindustriales y de servicios, con una utilización significativa de mano de obra e insumos locales.

Según el artículo 3 del decreto 143/018 se entenderá por inversión, a los efectos de lo dispuesto en la presente reglamentación, la adquisición de los siguientes bienes destinados a integrar el activo fijo o intangible:

a) Bienes corporales muebles destinados directamente a la actividad de la empresa. Quedan excluidos los vehículos no utilitarios y los bienes muebles destinados a la casa habitación (los bienes muebles que componen la inversión deben tener un valor individual mínimo de UI 500).

b) La construcción de bienes inmuebles o mejoras fijas en inmuebles propios, excluidas las destinadas a casa habitación. También serán elegibles las mejoras
fijas en inmuebles que sean de propiedad de terceros, siempre que se cuente con contrato con plazo remanente mínimo de 5 (cinco) años.

c) Plantines y los costos de implantación de árboles y arbustos frutales plurianuales. La COMAP definirá los montos máximos de inversión por hectárea, así como los requisitos y condiciones pertinentes.

Para determinar el monto de inversión del proyecto se aplicará el valor de la Unidad Indexada del último día del mes anterior al momento en que se presenta el proyecto y la cotización del dólar del último día hábil del mes anterior de dicho momento.

Exclusiones al régimen

No están incluidas las siguientes inversiones:
Bienes de cambio y capital de trabajo: Quedan incluidos en este rubro inventarios, pago a proveedores y salarios, financiación a clientes, etc.
Compras de Inmuebles: Solo se acepta la construcción o reparación de inmuebles propios o alquilados. Por lo que no se incluye la compra de terrenos o apartamentos.

No se aceptan inversiones en software.

Beneficios Fiscales

Los beneficios fiscales obtenibles son los siguientes:
Impuesto al Patrimonio: Los activos exentos se considerarán gravados para el cómputo de pasivos.
Exoneración de IVA e IMESI en la importación y devolución del IVA plaza por la adquisición de los bienes.
Impuesto a la Renta: Se podrá obtener beneficio fiscal de entre el 20% al 100% de la inversión efectuada según el proyecto de inversión a realizar. Máximo a exonerar por ejercicio es el 60% del IRAE a pagar.
Para las empresas nuevas, el tope se eleva al 80% del IRAE. Son empresas nuevas aquellas que no hayan tenido facturación en los últimos 3 ejercicios y que no estén vinculadas con empresas que hayan tenido facturación en ese período. Esta exigencia debería acotarse a un período menor y a que se trate del mismo giro.
A las Mypes con pequeños proyectos se les aumenta el porcentaje exonerado en un 20% y se les otorga un año más de plazo. Plazo para Utilizar el beneficio: El plazo depende del puntaje obtenido, el mismo nunca podrá ser menor a 3 años.

¿Qué criterios son utilizados por COMAP para otorgar los beneficios fiscales?

Según el artículo 5 de la ley 16.906 los objetivos e indicadores para realizar dicha evaluación serán los siguientes: Generación de Empleo, Descentralización, Aumento de Exportaciones, Utilización de Tecnologías Limpias, Incremento de Investigación y Desarrollo e Innovación (I+D+i) e Indicadores Sectoriales.

La Comisión de Aplicación establecerá una matriz de indicadores ponderando la participación de los objetivos antes mencionados, asignando un puntaje a los solicitantes en función de los resultados esperados del proyecto, disponiendo el puntaje mínimo para acceder a la declaración promocional.

El puntaje total no podrá superar los 10 (diez) puntos. La COMAP evaluará los proyectos y recomendará al Poder Ejecutivo la promoción de aquellos proyectos que alcancen al menos 1 (un) punto en la suma ponderada de los indicadores. Asimismo, se deberá alcanzar como mínimo medio punto en la suma ponderada de los indicadores de Empleo, Exportaciones, Tecnologías limpias, I+D+i y el Indicador Sectorial.

Conclusiones

Es un régimen práctico y útil a la hora de la planificación financiera de la empresa, el mismo permite realizar inversiones y pagar menos impuesto a la renta por lo que se puede decir que parte de la inversión se financia con impuestos que se hubieran pagado al fisco.

Es una buena oportunidad para aquellos que tienen pensado diversificar su negocio, deshacerse de liquidez, crecer en el mismo u otro rubro o simplemente aprovechar parte de su renta a pagar en generar nuevos negocios o inversiones.