¿Cómo las empresas deben afrontar una crisis económica en Uruguay?

 

Primeramente quiero destacar que este es un artículo básico aplicado a la realidad de las empresas Uruguayas. En mi formación como especialista en finanzas adquirí muchas herramientas que me han permitido asesorar para reducir de riesgos o asesorar a nivel de financiero a grandes corporaciones.

La realidad que estas herramientas muchas veces no son aplicables a la muchísimas empresas Uruguayas, simplemente porque no tienen los insumos básicos para las tomas de decisiones.

La gran crisis que estamos viviendo a nivel mundial con el tema del COVID – 19 está impactando fuertemente en nuestra economía y por consiguiente en nuestras empresas. Las estadísticas nos dicen que en Uruguay más del 96% de las empresas son Pymes y nos vamos a centrar en este tipo de empresas.

De mi experiencia práctica he visto que la dirección de muchísimas empresas (incluso con mucha antigüedad en el mercado) no conocen sus números, directamente no saben a ciencia cierta si ganan o si pierden y muchos menos la cuantificación de sus resultados. Otro punto importante es no deslumbrarse por la “caja”, muchas veces está aumenta en base a endeudamiento por lo que no quiere decir que este ganando más.

A continuación se detallan algunos puntos básicos para afrontar una crisis.

  • Conocer cuánto gana/pierde anual y mensualmente.
  • Comparar sus resultados contra liquidez, se pueden fundir negocios rentables por falta de liquidez en el corto plazo.
  • Conocer su estructura de costos y la evolución en el tiempo, compararla con sus indicadores de rentabilidad.
  • Si debe cerrar temporalmente su negocio por la crisis, planificar costos y evaluar su financiación (tener en cuenta que deberá soportar costos muertos como impuestos, aportes, alquileres, etc).
  • No acepte préstamos bancarios (el estado está ofreciendo) solo para obtener “aire”, primeramente evalúe la viabilidad y proyección de su negocio, también las tasas a las que se va a endeudar.
  • No soporte una estructura en funcionamiento si no están dando ganancias, es preferible cerrar la empresa provisoriamente y poder volver en el futuro, postergar una decisión lo puede llevar la quiebra o a la eliminación del capital de trabajo.
  • Reestructuración de costos, deberá adaptarse y llegar a un equilibrio que le permita mantener la actividad.
  • Evaluación de mantener o discontinuar productos o servicios que no le son rentables.

Conclusiones:

Toda crisis económica es difícil de afrontar, como empresarios es necesario conocer nuestra empresa y tomar las medidas a tiempo para suavizar o disminuir el impacto lo máximo posible, una decisión fuera de tiempo puede llevar a generar la insolvencia de su negocio. En Forward Estudio nos encontramos trabajando para proporcionar a nuestros clientes y amigos las herramientas e información necesaria para afrontar lo mejor posible la crisis que estamos viviendo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn